Concepto de la práctica


y Filosofía de la Academia






Kurita Juku Aiki


Visión




Aiki es trabajar juntos en unión indisoluble. Busca una vida más intensa desarrollando tu capacidad humana. Mediante una disciplina rigurosa, trabaja la confianza, la acción más que justa y más que correcta y la armonía con el tiempo y el espacio para lograr un estado de tranquilidad y paz interior.

 

leer más

 

 

 

 

 

 

Misión

 

 

 

Desarrolla tu centro de gravedad y madura tu corazón para lograr un estado de concentración y relajación que active tu energía vital y le de dirección y fuerza. Trabaja junto con los demás y crea una gran corriente de energía que transforme al mundo.

 

leer más

 


 

 

Visión


 

 

Aiki es trabajar juntos en unión indisoluble. Busca una vida más intensa desarrollando tu capacidad humana. Mediante una disciplina rigurosa, trabaja la confianza, la acción más que justa y más que correcta y la armonía con el tiempo y el espacio para lograr un estado de tranquilidad y paz interior.

 

Nuestra organización fue fundada por KURITA YUTAKA SHIHAN, representante de AIKIKAI INTERNACIONAL para México. Somos una organización que busca auto sustentabilidad y trabaja por comprender y aplicar la práctica del AIKIDO tal como fue transmitida directamente por el fundador (KAIZO) de AIKIDO, UESHIBA MORIHEI O’SENSEI a KURITA SHIHAN.


KURITA JUKU AIKI es una Organización de Aikido con reconocimiento de AIKIKAI INTERNACIONAL y como tal está sujeta a la reglamentación internacional de HOMBU DOJO.

 

Nuestro esfuerzo pretende una vida más intensa, trabajamos para desarrollar nuestra humanidad. Entendemos al Ser Humano como una unidad integra e interconectada, ante todo consigo mismo pero también con sus compañeros y con su entorno (KI AWASE / KI MOSUBI). Nuestra labor se orienta primero a lograr una confianza total en nosotros mismos, logrando superar todas nuestras limitaciones y temores (AGATSU), este equilibrio nos permite actuar de forma justa y correcta en el momento justo (MASA KATSU), con lo que aspiramos vivir en un estado de armonía integrando en nuestras vidas el tiempo y el espacio (KATSU HAYABI). Mediante una disciplina muy rigurosa (SHUGYO) buscamos un estado de calma total (FUDOTAI / FUDOSHIN) y de paz interior (MUNEN MUSOU).

 

Nos distinguimos de otras organizaciones más preocupadas por las técnicas y movilizaciones del Aikido (IPPAN GEIKO), o por sus aspectos marciales (DEFENSA PERSONAL). Nuestro diario esfuerzo en la sala de prácticas (DOJO) tiene como objetivo ayudarnos a vivir una vida intensa, y el trabajo que hacemos, aunque pudiera aparecer semejante al que se realiza en otras escuelas, se orienta más bien hacia el desarrollo de una mayor capacidad humana para cada uno de los practicantes.

 

Entendemos al Ser Humano como una unidad integral e interconectada, ante todo consigo mismo pero también con los compañeros de práctica y con el entorno (KI AWASE / KI MUSUBI) que luego buscamos extender a nuestras labores cotidianas, a nuestra familia y a nuestra comunidad. Por ende, nuestra labor se orienta principalmente a lograr una confianza total en nosotros mismos a fin de superar todas nuestras limitaciones y temores (AGATSU), condición que nos permite actuar de forma justa y correcta en el momento justo y correcto (MASAKATSU), con lo que aspiramos vivir en un estado de armonía y sintonía con el universo (KATSU HAYABI) visto como un cosmos (ORDEN).

 

Tal es la filosofía original del fundador del Aikido, la cual se cultiva en nuestra academia mediante una disciplina rigurosa de transformación del individuo (SHUGYO) mediante la cual se busca un estado de calma total (FUDOSHIN) y de paz interior, libre de pensamientos, deseos e intenciones distractoras (MUNEN / MUSOU / MUSHI).

 

 

Subir

 


Misión




 

Desarrolla tu centro de gravedad y madura tu corazón para lograr un estado de concentración y relajación que active tu energía vital y le de dirección y fuerza. Trabaja junto con los demás y crea una gran corriente de energía que transforme al mundo.

 

Desarrollamos nuestro cuerpo ampliando nuestro centro gravitacional (SEIKA TANDEN), trabajamos por madurar nuestro corazón (KOKORO), al que entendemos como el centro integrador de nuestra persona. Trabajamos en la concentración y relajación de nuestro cuerpo y nuestro corazón a fin de que estos dos puedan integrarse (SHIN SHIN TOITSU). Este estado despierta, activa y expande nuestra energía vital (KI), que ha de llenarnos y desbordarnos adquiriendo dirección y fuerza (KI NO CHIKARA). Consideramos que estos tres elementos, SEIKA TANDEN, KOKORO Y KI NO CHIKARA constituyen el trípode fundamental del AIKI (KI SHIN TAI), y que una práctica que no los integra, no es AIKI. La interacción de nuestra energía vital con la de nuestros compañeros (KI AWASE) y su unión (KI MOSUBI) permite que mediante la práctica, tanto nosotros como nuestros compañeros nos desarrollemos juntos como seres humanos (WA NO KOKORO), por ello consideramos que en AIKI no debe ni puede haber competencia. Buscamos crear una gran corriente (KI NO NAGARE) de energía vital, sumando nuestro KI al de nuestros compañeros y al de nuestro entorno con el fin de limpiar (MISOGI) y cambiar el mundo que nos rodea para beneficio de nuestras familias y comunidades, para construir un mejor país y un mundo nuevo.

 

¿Cómo lo hacemos?



 

Mediante el manejo y fortalecimiento del centro gravitacional de nuestro cuerpo (SEIKA TANDEN) y de una práctica orientada a definir y madurar nuestro corazón (KOKORO), al que entendemos como el vehículo integrador de la persona, fuente de su voluntad y deseo de mejora y grandeza humanas. Trabajamos en la concentración y relajación de cuerpo y corazón para que ambos puedan integrarse (SHIN SHIN TOITSU) en un solo ser y del cual ha de producirse un estado de conciencia que sólo produce una práctica de tal naturaleza, que es despierta, activa y constituye el medio para la expansión de nuestra energía vital (KI), la cual ha de llenarnos y desbordarnos adquiriendo dirección y fuerza (KI NO CHIKARA).

 

Misión

 

A lo largo de tres décadas y en apego a las últimas enseñanzas desarrolladas por O’SENSEI UESHIBA MORIHEI, el representante del Aikido en México, discípulo directo del fundador del Aikido y modelo de maestros (SHIHAN) KURITA YUTAKA ha consolidado una directriz en la que los elementos arriba descritos (SEIKA TANDEN, KOKORO y KI NO CHIKARA) constituyen el fundamento y meta de la práctica del AIKIDO, la cual se realiza teniendo con énfasis en el desarrollo consciente y gradual de la energía del cuerpo por encima de la mera repetición de técnicas y del trabajo corporal, dado que toda práctica que no integra estos elementos, simplemente no tiene una naturaleza AIKI.

 

La interacción de nuestra energía vital con la de nuestros compañeros (KI AWASE) y su unión indisoluble (KI MUSUBI) permite que mediante la práctica, tanto nosotros como nuestros compañeros nos desarrollemos juntos como seres humanos (WA NO KOKORO), lo cual explica que en AIKIDO no debe ni puede haber competencia ni mucho menos violencia. Consideramos que cualquier práctica violenta, arrogante o destructiva, en la que el instructor o cualquiera de los compañeros se sienta superior o inigualable, o en la que puedan darse la vejación y el abuso físico o mental, es contrario a los principios éticos de la academia, carece de dignidad y simplemente no constituye ni es AIKIDO.

 

El objetivo de la práctica orientada por nuestro maestro es crear una gran corriente (KI NO NAGARE) de energía vital que, sumada a la de nuestros compañeros y al de nuestro entorno, sirva para enderezar, corregir y limpiar (MISOGI) y desarrollar nuestra manera de ser, de conocer, de vivir y de convivir; es decir, alcanzar una nueva visión de la vida y en ese sentido ayuda a cambiar nuestro propio entorno en beneficio de nuestras familias y comunidades, para construir un mejor país y un mundo diferente.

 

De tal suerte, la misión de nuestra academia es dar a conocer estos aspectos que suelen encontrarse ocultos cuando el centro de interés es una práctica superficial del AIKIDO, donde sólo se destacan las técnicas y la habilidad física de los practicantes.

 

Valores




 

NUESTROS VALORES SON JIN, GI, REI,CHI, SHIN Y UN SOLO KOKORO


Nuestros valores son Integridad, Lealtad, Respeto, Sabiduría, Confianza y Un solo Corazón.

 



Integridad / Elevación / Nobleza (JIN) – El hombre es un ser que se caracteriza por su capacidad de mejora, de ennoblecerse y distinguir desde su substancia más íntima entre las cosas que son buenas para él. Por ello, el Fundador del AIKIDO consideró que cada uno de nosotros puede reproducir en su vida el orden del Universo, como reflejo de un Gran Dios de la Armonización de la Energía Vital (AIKI NO O´KAMI). Buscamos superar el estado de separatividad y de división en la que vive el hombre contemporáneo, la violencia y la competencia son rechazadas en nuestra academia porque son propias de un mundo dividido y que ha perdido la armonía y la dignidad noble del Ser Humano, buscamos en cambio la mentalidad noble, positiva, útil y constructiva.

 

Fraternidad / Lealtad / Honorabilidad (GI) – En nuestra academia no peleamos, no fomentamos la oposición sino la colaboración y el compañerismo, la ayuda mutua, el servicio y la atención a nosotros mismos y a los demás, por eso no competimos: trabajamos para crecer y desarrollarnos a nosotros mismos y con nuestros compañeros.

 

Cortesía / Respeto (REI) – En KURITA JUKU AIKI hacemos énfasis en la deferencia y consideración que debemos tener hacia nosotros mismos y hacia los demás. Nuestros actos correctos reflejan pensamientos correctos y deben ser expresados con palabras correctas, todo ello como expresión de la substancia noble de nuestra humanidad. Trabajamos con una disciplina rigurosa para forjar la nobleza de nuestra substancia. Reconocemos que la cortesía y el respeto son el umbral de acceso a la dimensión espiritual y sagrada de nuestras vidas.

 

Inteligencia / Sabiduría (CHI) – En nuestra academia se reconoce la importancia de saber aprovechar o utilizar todo conocimiento, de ponerlo al servicio de los demás, de utilizarlo en su apoyo, y de reconocer la dignidad de todos los otros. Reconocemos que la capacidad intelectual del hombre es producto del trabajo de sus hemisferios izquierdo y derecho, pero creemos que es posible aumentar dicha potencialidad intelectual cuando integramos nuestras competencias cognitivo-racionales con las artístico-espirituales que ejercen tales hemisferios: no nos limitamos a percibir y aprehender con la cabeza, también lo hacemos con el corazón y el bajo vientre (KOKORO y SEIKA TANDEN) de forma que la inteligencia se enriquezca con la intuición.

 

Fe / Confianza (SHIN) – Nuestra práctica tiene por objeto conocernos plenamente; aspiramos a superar nuestros miedos y limitaciones para alcanzar nuestro pleno potencial y a tener una confianza absoluta en quienes somos, de forma que nuestros compañeros y nuestro entorno puedan percibir y beneficiarse de la nobleza que con todo ello se alcanza. Creemos en el camino del AIKI (AIKIDO) y compartimos dicha fe con nuestros compañeros, entendida como una convicción en la fórmula de unión, confluencia y armonía creada y desarrollada por O’SENSEI UESHIBA MORIHEI. Un solo corazón (KOKORO) – Todos estos valores llevan al desarrollo de un solo corazón (KOKORO), de una misma mentalidad, de una misma voluntad y de una misma fórmula de desarrollo, de un camino mutuo, libre de ideologías y desunión (separatividad) , sin menoscabo de nuestros intereses y cualidades personales e individuales, porque todos estos valores guían, fomentan y respetan la libertad que tenemos para lograr el éxito en todos los aspectos de nuestra vida. Un corazón de esta magnitud cultiva las fortalezas y virtudes necesarias en este nuevo siglo y sus aspiraciones éticas. En el contexto de la práctica AIKI esto se da de forma intuitiva, natural e imperceptible, al grado de parecer algo producido de forma paradójica y accidental. Este corazón único es al mismo tiempo la causa motor y el fin de nuestra acción y de nuestra inspiración. Como causa substancial, nos impulsa al logro de nuestros valores. Un solo corazón es el principio y el fin del AIKI y forma el gran circulo de la vida (WA)

 

 

Subir

(C) 2016 Kurita Juku Aiki. Todos los derechos reservados.